Encuentra un sitio de prueba ITSS-VIH
Habla con un.a asesor.a
vih-e-itss

Vivir con el VIH

En esta sección encontrarás lo que significa vivir con el VIH en la actualidad.

Recibir un diagnostico positivo

Enterarte que vives con el VIH puede ser devastador. En general una noticia como esa viene acompañada de muchas preguntas que pueden hacer que de cierta manera no quieras escuchar lo que te dice tu médico. En este contexto, no dudes decirle que necesitas un poco de tiempo para digerir la noticia antes de tomar cualquier decisión.

En 1996, la llegada de medicamentos eficaces hizo que la infección por el VIH pase de una enfermedad mortal a una enfermedad crónica. De esta manera vivir con el VIH ya no es sinónimo de “muerte”. Por el contrario, mediante la toma de un tratamiento eficaz es posible vivir largo tiempo y con salud.

Comenzar un tratamiento contra el VIH

Actualmente se recomienda: comenzar un tratamiento contra el VIH tan pronto como se percata de la infección. El tratamiento permite:

  • Conservar la salud ya que este impide al virus reproducirse y destruir tu sistema inmunitario
  • Evitar la transmisión del virus a otra persona

Algo que el tratamiento no puede hacer es curarte de la infección ya que no hay cura contra el VIH.

Comenzar un tratamiento contra el VIH constituye una importante decisión ya que lo deberás tomar por el resto de tu vida.

El tratamiento contra el VIH

Una conversación con tu médico permitirá seleccionar el tratamiento más apropiado para ti. El tratamiento contra el VIH consiste generalmente en dos o tres moléculas (se dice entonces terapia antirretroviral de dos o 3 moléculas). Cada molécula actúa de manera diferente sobre el VIH para impedir su multiplicación.

Los tratamientos más modernos pueden ser tomados en una sola píldora una vez por día. En un futuro próximo será posible escoger entre un tratamiento oral tomado todos los días o un tratamiento que consiste en una inyección por mes.

 

Efectos secundarios

En general, el tratamiento es bien tolerado. Una vez que él ha sido iniciado es posible que se presenten efectos secundarios mientras tu cuerpo se acostumbra al medicamento. Los efectos secundarios pueden ser:

  • Problemas gastrointestinales: nausea, diarrea
  • Trastornos del sueño: somnolencia o vigilia
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza

Estos síntomas desaparecen habitualmente después de algunas semanas. Anótalos y convérsalos durante tu próxima cita con tu médico. Te ayudarás si anotas:

  • La frecuencia (p.ej., los sientes ¿todos los días?, ¿cada semana?
  • La duración
  • La gravedad (sobre una escala de 1 a 10)
  • La manera como ellos afectan tu calidad de vida

Cómo tomar el tratamiento

Con el fin que el tratamiento sea eficaz, este debe tomarse todos los días a la misma hora en los casos de tratamiento oral (en forma de píldoras). Si tomas más de una píldora es importante respetar las indicaciones del médico. La eficacia del tratamiento depende del nivel de medicamento que se encuentre en tu cuerpo. Si ese nivel es demasiado bajo la multiplicación del VIH no estará impedida. Si se trata de un tratamiento por inyección, es importante respetar el intervalo entre las inyecciones.

Recordar tomar el tratamiento puede ser un desafío. Estos trucos pueden ayudarte:

  • Pon una alarma en tu teléfono
  • Utiliza un pastillero
  • Integra la toma a una de tus rutinas, por ejemplo, tomarlo con tu desayuno
  • Disponer de píldoras en diferentes sitios: en tu casa, tu mochila, tus maletas en caso de viaje

Puedes igualmente consultar a un(a) auxiliar de ayuda para ayudarte a integrar la toma de tu medicamento en tu rutina.

La carga viral

Cuando el tratamiento contra el VIH se toma según la prescripción este disminuye considerablemente la multiplicación del virus. A fin de saber si el tratamiento es eficaz se mide la cantidad de virus en la sangre.

Esta cuantificación se denomina carga viral. Mientras más baja es la carga viral más eficaz es el tratamiento. Cuando la carga viral es muy baja se dice que es indetectable.

Indetectable = No transmisible

Una carga viral indetectable es sinónimo de VIH no transmisible. Dicho de otra manera, el VIH no se transmite cuando la carga viral ha sido indetectable por un periodo mayor a un año y que continua de esta manera.

Cuando uno vive con el VIH se tiene miedo de transmitir el virus a los compañeros sexuales. Así, saber que uno no lo transmite más cuando la carga viral es indetectable es una muy buena noticia. Para lograrlo es importante tomar correctamente su tratamiento para mantener la carga viral indetectable.

Detección y tratamiento de otras ITSS

Vivir con buena salud significa preservar tu salud sexual. Si eres activo sexualmente es importante hacerte la prueba de detección al menos una vez por año para otras ITSS. Convérsalo con tu médico.

¿Desconoces tu estado serológico?

  • Pasar regularmente una prueba de detección de VIH permite comenzar un tratamiento anti-VIH eficaz en caso de infección.
  • Este tratamiento permite disminuir la carga viral
  • La disminución de la carga viral es ventajosa para mantenerte con buena salud.
  • Es más, una carga viral indetectable significa que no transmites más el VIH a tu o tus compañeros sexuales. Sin embargo, el tratamiento anti-VIH no evita contraer otras ITSS.
  • Conocer tu estado serológico disminuye tu ansiedad en caso de duda y te permite cuidar tu salud.

Criminalización

Es un elemento de mucha importancia a considerar si vives con el VIH.

En Canadá, la persona que porta el VIH está obligada a informarlo a su compañero sexual antes de una relación sexual, de lo contrario este puede exponerse a una demanda y ser perseguido por delito criminal. Sin embargo, un proceso legal podría no tener curso si la carga viral:

  • es baja (por debajo de 1 500 copias/ml de sangre) y se ha utilizado condón para la relación sexual
  • es inferior a 200 copias/ml de sangre gracias a la toma de un tratamiento eficaz y ha sido medida cada 4 a 6 meses (es decir de 2 a 3 veces por año)

Para más información consulta la sección Criminalización de exposición al VIH en la página web de la COCQ-SIDA (texto en francés).

Desde la primera vez que tienes sexo con hombres hazte pruebas de detección para el VIH y otras ITSS al menos una vez por año.